miércoles, 16 de noviembre de 2011

Los mercados



Wall Street. Fuente de la imagen

"Nadie se sorprende a estas alturas de que los mercados, esos entes asépticos regidos por números y más números, tengan comportamientos humanos. Los mercados hablan, dicen, actúan, se levantan o se acuestan. La personificación es ominosa. Son los mercados los que deciden cuándo iniciar una crisis económica y cuándo terminarla".


LOS MERCADOS
Algunos analistas afirman que si no fuera por el inminente cambio de gobierno en España ya estaríamos como Grecia, en pleno rescate financiero. O sea que los mercados se conceden el privilegio de retrasar nuestra bancarrota… por ahora. Nadie se sorprende a estas alturas de que los mercados, esos entes asépticos regidos por números y más números, tengan comportamientos humanos. Los mercados hablan, dicen, actúan, se levantan o se acuestan. La personificación es ominosa. Son los mercados los que deciden cuándo iniciar una crisis económica y cuándo terminarla. Los que deciden cuándo subir los índices de paro y cuándo ofrecer pleno empleo. Los que resuelven cuándo deponer a los gobernantes (Zapatero, sin ir más lejos) y cuándo darles un plazo de confianza a sus sustitutos (Rajoy, ya puestos). Que se ande Mariano con cuidado: los mercados no son de fiar y además no se fían de nadie.
Son los mercados, esos amigos hipócritas que hoy te dan la mano y mañana te clavan un puñal a traición, quienes gobiernan los países, quienes gobiernan nuestros destinos. Que se lo digan al poderoso Berlusconi, que ha eludido una y otra vez a la Justicia y a sus rivales políticos. Antaño un semidiós de las fechorías, hoy un gigante con los pies de barro, Berlusconi se creía el rey del mundo, ignorando que los mercados habitan su mundo propio, paralelo al nuestro.  
Cuando los mercados pillan la gripe, el ciudadano de a pie estornuda. Rajoy lleva cuatro años culpando a Zapatero de la crisis económica. Ahora se verá si consigue  suministrarles un potente antibiótico a los mercados o si hemos de estornudar hasta la bancarrota. 

LEER OTROS TEXTAMENTOS
–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.