miércoles, 23 de marzo de 2011

Pieza teatral breve: "Un duelo brillante", de Isabel Pappalardo


Imagen encontrada en Tecnoculto

En una sala suntuosa y apenas iluminada por los destellos de un candelabro, Pacífico, vestido elegantemente, enciende el último habano de su caja, a la espera de Clodomira, que ha salido temprano. En el sofá, sobre un almohadón de raso rojo, Marco Aurelio, un gato de largo pelaje gris, se acomoda plácidamente y cierra sus estilizados ojos verdes. Un ronroneo continuo es el único sonido perceptible. (Sólo por un instante hasta que Clodomira hace su entrada triunfal, en medio de un mar de lágrimas.
PACÍFICO: ¡Mujer! ¿Qué ha pasado? ¿Por qué lloras así?
CLODOMIRA: Acabo de recibir la noticia. ¡Ha muerto Pili!
PACÍFICO (tratando de ubicarse): Pili, Pili…¿La que nos chusmeaba detrás de la ventana?
CLODOMIRA: SÍ
PACÍFICO: ¿La que envenenó a nuestro caniche?
CLODOMIRA: SÍ.

PACÍFICO: ¿Aquella que te había robado tu primer novio y luego te lo devolvió? ¿La que desde entonces diste en llamar “tu mejor enemiga”? (Levantándose meditabundo): No sé si la llamabas así porque te lo robó, o porque te lo devolvió.
CLODOMIRA: Sí, sí. La misma. Pero se ha muerto y no queda bien que no llore amargamente. ¿Qué dirán las otras “chicas” si no me ven con los ojos un poquito hinchados? A propósito, ¿estoy elegante para ir? ¿Cómo me sienta este vestido negro? Hay que guardar el luto, pero no la fineza.
PACÍFICO: ¡Basta, Clodo! Por favor… Vamos a un velorio, no a un casamiento.
Mira a Marco Aurelio, con qué paz ronronea.

         
           CLODOMIRA (Echando un vistazo a Marco Aurelio y luego a su marido que ha vuelto a desplomarse en la silla): Por cierto, nos aguarda mi mejor enemiga y sus secuaces. (Volviendo a llorar).

PACÍFICO (A punto de perder la paz): ¿Y ahora qué, Clodo?
CLODOMIRA (Sonando con fuerza su nariz): Es que no sé donde he dejado mi collar.
PACÍFICO (Desencajado): ¡Vamos, mujer!
Sobre el almohadón de pana, Marco Aurelio guiña uno de sus ojos verdes. Maúlla. Nadie puede entenderlo.
CLODOMIRA: Ir sin collar… Llevaré a Marco Aurelio. ¡Un buen gato siempre da prestigio. (Toma al felino bajo su brazo y salen de la sala. Un nuevo guiño de Marco Aurelio: en su larga cola gris se menea enrollado un collar de perlas)

Isabel Elena Pappalardo

1 comentario:

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.