martes, 24 de enero de 2017

Recetas literarias para amantes de la lectura y de la gastronomía



Estimados amigos, yo siempre he dicho que toda persona, antes o después, acaba teniendo una buena idea. Todo el mundo… incluido yo. O eso creo, al menos. En fin, os cuento cuál es mi último proyecto literario, que me está ilusionando.

He creado un blog, Recetas Literarias, en el que iré publicando textos de diversos géneros (cuentos, poemas, crónicas, microrrelatos). Bien, diréis, es lo que haces siempre, ¿no? Bueno, este caso es especial, porque presento los textos como si de platos de cocina se tratara. La idea es fundir dos conceptos a priori diferentes pero que guardan cierta similitud: ambos necesitan una elaboración. Se habla de la cocina de un cocido o de un lomo de cerdo con salsa de frambuesa de igual manera que se habla de la cocina de una novela o de un cuento, ¿verdad?

Pero no es solo una cuestión de presentar textos de una manera concisa, divertida y original. No, se trata de que esos textos sirvan de guía de lectura y también como claves de escritura para nuevos autores que necesitan un empujón ahora que están empezando. (La redacción de la receta de esos textos, en los casos de muchos autores, va a correr de su cuenta).


Por ahora he publicado recetas de Antón Chejóv, Martin Rejtman, Gabriel García Márquez, Alexander Drake… La última lleva la firma de Ernesto Bustos Garrido, y es una crónica del almuerzo que mantuvieron Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato con el dictador argentino Rafael Videla poco después de que este tomara el poder, un encuentro que marcaría a Sábato de por vida.
¿Os parece un proyecto tan interesante como a mí?


En cualquier caso, como diría Groucho Marx, si no nos gusta esta idea, tengo otras…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.