lunes, 12 de noviembre de 2012

Por cada página escrita, cien leídas


Ryszard Kapuściński. Los cinco sentidos del periodista (estar, ver, oír, compartir, pensar)

Cada escritor es un mundo. Cada uno de ellos mantiene una actitud propia ante al oficio de escribir. Y si creíamos que todos los escritores profesionales son grandes lectores, estábamos equivocados. James Ellroy, sin ir más lejos, aseguró en el marco de unas jornadas sobre coches y literatura negra, organizadas recientemente en Madrid por la Fundación Barreiros, que lleva treinta años sin leer un libro


Soy un escritor autorreferencial. Me basto y me sobró a mí mismo para sacar adelante mis historias. Además, ya leí mucho de joven, lo hacía compulsivamente".

No me parece demasiado educativa la actitud "autorreferencial" del autor de L.A. Confidential. Su ejemplo no ayuda nada a los escritores embrionarios -muchos de ellos ya de por sí vaguetes en cuanto a hábitos de lectura se refiere. El autor de este blog se identifica mucho más con el periodista y escritor Ryszard Kapuściński, que opinaba que antes de escribir una página había que leer cien. 

James Ellroy. Fotografía de Paco Toledo. Fuente de la imagen en Internet. 

Doy un fragmento del libro de taller titulado Ryszard Kapuściński. Los cinco sentidos del periodista (estar, ver, oír, compartir, pensar)una joya que fue publicada en 2005 por el Fondo de Cultura Económica, La Fundación Periodismo Iberoamericano, La Asociación de la Prensa de Cádiz y la Asociación de la Prensa de Madrid. 

El fragmento que comparto con vosotros lleva por título "Por cada página escrita, cien leídas", y forma parte del capítulo que Ryszard Kapuściński dedica al nuevo periodismo. 


POR CADA PÁGINA ESCRITA, CIEN LEÍDAS

Ryszard Kapuściński

Todo lo que escribo está precedido de enormes lecturas. Yo leo mucho porque estoy convencido de la importancia de profundizar todo lo que se pueda en el tema sobre el que debo elaborar un texto. Vivimos en un mundo de enorme producción intelectual, donde se han escrito montones de libros sobre todos los temas. Escribir sin conocerlos, o sin siquiera saber de su existencia, revela una actitud muy ingenua. Siempre hay expertos en esos asuntos acerca de los cuales nos toca escribir, y el valor de su trabajo es incalculable para el nuestro. 

Si vamos a hablar de fenómenos sociales, por ejemplo, debemos construir el enfoque de una manera amplia: la filosofía, la antropología, la psicología de ese fenómeno. No podemos adentrarnos en el campo social y político sin antes leer mucho; eso es indispensable no sólo para no caer en descubrimientos hechos por otros, sino porque la lectura previa da fuerza a nuestra prosa. Si un autor se siente inseguro acerca del objeto de su trabajo, inmediatamente su escritura deja ver esa falta de confianza. La fuerza de la prosa viene de nuestra seguridad. 

Personalmente creo que existe inclusive una proporción entre la lectura previa y la buena escritura: para producir una página debimos haber leído cien. Ni una menos. Antes de escribir cualquier de mis libros, leí unos doscientos sobre cada uno de sus temas. En algún sentido, escribir es la menor parte de nuestro trabajo.

Ryszard Kapuściński. Los cinco sentidos del periodista (estar, ver, oír, compartir, pensar), Colección Nuevo Periodismo. Serie Libros del Taller. Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. 

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo o de pruebas para tu tesis, libro de relatos, novela, ensayo, trabajo de fin de carrera...? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.