jueves, 24 de mayo de 2012

El artículo prohibido



Ilustración de Kovensky. Fuente de la imagen

"Descubro ahora que en una columna de prensa no escribe uno lo que quiere sino lo que le dejan las circunstancias, y estas, hoy día, nos tienen maniatados".


EL ARTÍCULO PROHIBIDO

Los lectores que me siguen –pocos, imagino– saben que en esta esquina de prensa he escrito con dispersión y a veces con insistencia sobre temas y personajes como el fútbol, el cine, la política, el lenguaje, las bodas, Ciconia, la Navidad, la televisión, Mourinho, Cristiano, Esperanza Aguirre, ZP, Rajoy, Dostoievski, Paul Newman, Zsa Zsa Gabor…. En algo y en alguien había que centrar la pluma para cubrir 52 textos anuales. Si multiplicamos esos 52 artículos por 4 temporadas concluyo que en 208 ocasiones me he visto refrenado de escribir el artículo que verdaderamente me hubiera gustado parir, ese con el que festejar el final de la crisis económica. Mi gozo en un pozo.
Descubro ahora que en una columna de prensa no escribe uno lo que quiere sino lo que le dejan las circunstancias, y estas, hoy día, nos tienen maniatados.  
He perdido incluso la alegría de dejar constancia, negro sobre blanco, de mis neuras y achaques, porque ¿qué sentido tendría hacerlo cuando el país, todo el país, se encuentra neurótico y achacoso? Aunque parezca paradójico, justo ahora que vivimos bajo una asfixiante depresión nacional es cuando se me quitan las ganas de sentirme deprimido. ¿Quién podría socorrerme cuando están todos tan hundidos como yo?
Esto ya no es depresión, es ansiedad acumulada. La ansiedad de abrir el periódico, sintonizar la radio o encender el televisor para toparme una vez más, una semana más, con el drama de que el artículo que quisiera redactar, el del fin de la crisis, sigue estando prohibido. Habrá que seguir buscando temas con los que olvidar que –parafraseando a Larra– vivir en España es llorar

(Artículo publicado en la contraportada de El Periódico Extremadura el miércoles,  23 de enero de 2012).

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo. Mi querido Dostoievski es su última novela. 

 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
 
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.