domingo, 25 de marzo de 2012

Cuento breve recomendado (191): "El libro espejo", de Luis Morales



niños, escuela, colegio
Niños en la escuela. Fuente de la imagen

En una de esas travesías que, sin rumbo fijo, suelo hacer por la Red me encontré con el texto que hoy recomiendo y, como me pareció interesante y digno de ser incluido en esta sección, me puse en contacto con el autor, Luis Morales, que se define en su blog como “filólogo, camarógrafo, realizador, fotógrafo, diseñador gráfico pantagruélico, viajero, cuatrero antipoético y perspicaz, admirador de los hombres-orquesta”.

Esta fue su rápida y amable contestación.

(Miguel Díez R.). 


"Para mí es un placer que un texto como el que nos ocupa haya llegado a los demás, y que lo haya hecho de este modo, encontrado en este inmenso espacio que es Internet, como un mensaje escrito en una botella que alguien, en este caso tú, al recogerlo y leerlo activamente, lo conviertes en una sensación doblemente placentera. Se trata de un texto que fabriqué para la presentación de la antología de relatos Al otro lado del espejo (Narrando contracorriente), de Ediciones Escalera, un texto que tiene además mucho de autobiográfico y emocional, ya que la participación en la elaboración de aquel libro supuso un paso más en mi acercamiento personal hacia la literatura: tener 49 relatos en mis manos, poder tomarlos con la plena, total libertad otorgada por Ediciones Escalera para este trabajo, maquetarlos con más cuidado incluso que cualquier editor, cuidarlos, adecentarlos, haciéndolo tal y como me gustaría que otros hicieran conmigo, es una de esas cosas que raramente suceden en el mundo editorial. En otras palabras, la culminación de un viaje que había comenzado muchos años antes, cuando todavía me limitaba a arrancar las páginas... un viaje, el de la lectura, que siempre me ha gustado difundir (y defender) ante los demás, especialmente ante los jóvenes, como uno de los más preciados tesoros que nos permite nuestra existencia. Un tesoro que no deberíamos desaprovechar. Ahora toca seguir viajando, seguir abriendo etapas, seguir leyendo...
He estado viendo tanto el blog NarrativaBreve.com como tu sección, Cuentos BrevesRecomendados, y solamente puedo daros mi enhorabuena, por demostrar que el mundo de las bitácoras sirve para algo más que para hablar de huecas y efímeras tendencias de moda, o de recetas de cocina. Con proyectos como el vuestro la cultura se reivindica en la Red. Buena suerte.
Un fuerte abrazo y gracias por darme estas gotas de alegría. Por abrir la botella. Y por querer difundir su mensaje de una manera tan delicada y rigurosa".


EL LIBRO ESPEJO
Luis Morales (España, 1975)
Primero arrancábamos las páginas, jugábamos a dispersar el conocimiento, hacíamos bolas de papel que lanzábamos alegres y poderosos al suelo igual que pequeños dioses al principio de la creación, o separábamos siempre las cubiertas de nuestros iniciáticos (y acaso más bellos) cuentos, aquellos en los que Alí Babá se resumía en el "ábrete sésamo" y Caperucita Roja era toda ojos y toda dientes de lobo malo.
Más tarde empezamos a fijarnos en las imágenes y descubrimos que el universo podía ser icónico, colorista, cromático, gigantesco. Llamamos a la puerta de los castillos y subimos por el tallo de las habichuelas, nos pusimos las botas y tocamos la luna.
Poco a poco, letra a letra, fuimos conociendo el significado de aquellos regueros extraños que mamá señalaba en los libros mientras nos contaba historias mágicas. Algo hizo clic. Nos transformamos en mariposas, con autonomía para volar. Poco a poco, letra a letra, tomamos el control de nuestros pasos. Nos esperaba un nuevo mundo. Habíamos aprendido a leer.
Recordamos haber utilizado largas tardes de verano buscando tesoros, atravesando selvas, descubriendo el océano o el centro de la tierra. Recordamos haber conocido la alegría y el odio y el amor y el humor y el miedo. De haberlos reconocido en esa pila de páginas reflectantes. Sentados frente al libro que nos leía por dentro.
Cuando llegó el tiempo de las preguntas, encontramos nuestros propios guardianes entre el centeno y nuestros budas y nuestros lobos esteparios. También (por suerte o infortunio) nos impusieron algún clásico. Para muchos no fue del todo llevadero. Las mariposas a veces se desorientan ante el exceso de estímulos externos.
Pero lo más curioso es que algunos de nosotros empezamos a recorrer el camino inverso. Mirábamos el espejo, las páginas escritas, con aire interrogador, y las doblábamos, arañábamos, subrayábamos, buscando algún resquicio que descubriera la urdimbre, el artificio. Y atravesamos al fin el espejo cuando nos atrevimos a tomar un papel, un lápiz, un viejo cuaderno, o abrimos un nuevo documento de Word, y empezamos a escribir, también nosotros, nuevas historias.


 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

narrativabreve.com agradece tus comentarios.

Nota: el administrador de este blog revisará cada comentario antes de publicarlo para confirmar que no se trata de spam o de publicidad encubierta. Cualquier lector tiene derecho a opinar en libertad, pero narrativabreve.com no publicará comentarios que incluyan insultos.